Lo que hay que saber para acogerse al nuevo bono social eléctrico

El nuevo bono social eléctrico entró en vigor el pasado 8 de octubre, y beneficia a determinados colectivos, cuyas claves resumimos a continuación.

 

Lo que hay que saber para acogerse al nuevo bono social eléctrico

¿Quién puede acogerse?

Los descuentos, que sólo se aplican a la electricidad (no al gas), se otorgan en función de la renta, aunque se mantienen para todas las familias numerosas sin distinción de renta. Para el resto de los hogares, los descuentos dependen del IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples) o, en el caso de los pensionistas, de que reciban las prestaciones mínimas o de incapacidad permanente y no tengan otros ingresos. El bono se aplica solo a primeras viviendas con una potencia contratada igual o inferior a 10 kW acogidas al PVPC (no al mercado libre).

¿Cuál es la renta máxima para tenerlo?

En caso de un hogar sin niños (con uno o dos adultos), la renta de la unidad familiar no debe superar los 11.279 euros anuales (1,5 veces el IPREM de 14 pagas). Para familias con un menor es de 2 veces el IPREM (15.039 euros anuales) y si son dos menores, 2,5 veces (18.799 euros anuales). Estos consumidores tienen la categoría de "vulnerables" y podrán acceder a un descuento del 25% en su factura.

Los umbrales de renta aumentan (se multiplican por 0,5%) en el caso de personas con discapacidad igual o superior al 33% y víctimas de violencia de género o de terrorismo).

La nueva normativa establece también la categoría de vulnerables "severos", para los que el descuento es del 40%. Sus ingresos tienen que ser menos de la mitad de los umbrales anteriores en cada una de las tipologías de hogar; y en el caso de las familias numerosas, su renta debe ser inferior a 15.039 euros.

Por último, se crea una categoría de consumidores en riesgo de exclusión social: los "vulnerables severos" que estén siendo atendidos por los servicios sociales municipales o autonómicos. Su suministro eléctrico será considerado "esencial" y no se les podrá cortar la luz. En este caso, se subvenciona el 100% del recibo con participación de las comunidades autónomas.

¿Cómo se solicita el bono?

Hay que pedirlo por teléfono, fax, correo electrónico o postal al comercializador de referencia (COR), o en las oficinas o las webs de estas empresas (actualmente son ocho, las COR de las grandes eléctricas y otras regionales). Salvo en el caso de las familias numerosas, los consumidores con bono social deberán renovarlo cada dos años.

Hay topes anuales

Con el anterior bono social el descuento (25%) se aplicaba a todo el consumo; ahora se ponen topes anuales, correspondientes a un gasto mensual de energía básico para cada tipo de hogar, lo que, en palabras de la OCU, "merma en parte la ventaja del bono social de algunos hogares, especialmente los que utilizan la electricidad como sistema de calefacción, ya que los meses de frío, la mayor parte de su consumo no podrá beneficiarse del descuento" al superar el límite mensual.

Para una unidad familiar sin hijos se fija un consumo máximo de 1.200 kWh, lo que equivale, como recuerda Facua, a "una media de sólo 100 kWh mensuales, frente los 366 kWh que consume el usuario medio en España". Para una unidad familiar con un menor se fija en 1.680 kWh; si hay dos hijos, en 2.040 kWh; y para una familia numerosa, en 3.600 kWh. Si se trata de pensionistas, se fija en 1.680 kWh.

Impagos y cortes de suministro

Antes de iniciar el proceso de corte de suministro las eléctricas deberán reclamar los impagos de forma fehaciente con una antelación de dos meses que, en el caso de los consumidores vulnerables, deberá ser de cuatro meses. La administración podrá acceder a la información de las interrupciones de suministro previstas con el fin de identificar hogares en riesgo de exclusión social.

 

Comentarios
Lo que hay que saber para acogerse al nuevo bono social eléctrico
Entrando en la página solicitadaSaltar publicidad