Zapatillas inteligentes que se recogen solas

La tecnología avanza que es una barbaridad. Hace dos años, Nike implementó un proyecto de zapatillas que se ataban solas. Ahora llegan las que, además, se recogen. Un hotel japonés ha usado tecnología de los coches autónomos para proporcionar una estancia más cómoda a sus huéspedes.

Zapatillas inteligentes que se recogen solas

Nissan ha trasladado su tecnología de su modelo de coche Leaf a zapatillas, mesas y cojines para implantar la hospitalidad tradicional nipona en las habitaciones del ProPILOT Park Ryokan.

Las zapatillas se alinean con precisión en el recibidor, donde los huéspedes se descalzan, mientras que las habitaciones con tatami cuentan con mesas bajas y cojines para sentarse en el suelo.

Lo que diferencia a este hotel es que las zapatillas, las mesas y los cojines cuentan con una versión especial del sistema de aparcamiento autónomo de Nissan. Cuando no se están usando, regresan de forma automática a su posición con solo pulsar un botón.

Integrado por primera vez en el novedoso Nissan LEAF en Japón en octubre de 2017, ProPILOT Park detecta los objetos circundantes y permite aparcar el vehículo de forma automática en un espacio seleccionado con solo pulsar un botón.

Esta misma tecnología se está usando en los servicios del ProPILOT Park Ryokan durante una demostración destinada a entretener a los huéspedes y a reducir el trabajo del personal.

Las zapatillas que se atan solas

El uso de la tecnología, una vocación sostenible y el diseño puntero pone a competir a las firmas de calzado deportivo

En noviembre de 2016 Nike puso a la venta las zapatillas inspiradas en esas archifamosas deportivas autoajustables Nike Mac que lucía Michael J. Fox en Regreso al futuro II (1989) y de las que ya se había hecho alguna reedición especial.

Las HyperAdapt 1.0 son un sofisticado modelo que se aprieta de forma autónoma gracias a un complejo sistema que combina ingeniería digital, electrónica y mecánica, fruto de años de trabajo e investigación. “Al ponértelas el talón activará un sensor y automáticamente el sistema ajusta la zapatilla”, explica Tiffany Beers, trabajadora del departamento de innovación en Nike.

Si el ajuste no es el deseado, dos botones en los laterales del calzado permiten ajustar y desajustar hasta lograr la “lazada virtual” deseada. Una primera versión hacia una zapatilla ideal que no necesita de ningún tipo de reajuste manual, sino que es capaz de anticipar en cada momento el que el pie requiera.

Beers estuvo trabajando en este proyecto durante más de tres años junto al diseñador estrella de la marca, Tinker Hatfield, y Mark Parker, presidente y director ejecutivo. El objetivo inicial: hacer la vida de los atletas más fácil: “Resulta increíble imaginar un zapato que pueda sentir lo que el cuerpo necesita a tiempo real. Esto elimina muchas distracciones y mejora las ejecuciones”, comenta Hatfield. Una pirueta tecnológica que pretende acabar de una vez por todas con la incomodidad e imprecisión de los cordones.

Pero la conocida marca de zapatillas no es la única que trabaja a contra el reloj en esta carrera para imaginar las deportivas del futuro. El uso de tecnologías de última generación, una vocación sostenible y el diseño puntero se repiten en los proyectos de innovación en los que se esmera en estos momentos la industria del calzado deportivo.

New Balance lanzó la primera versión de Zanate Generate, un calzado que usa una intrincada media suela personalizada impresa en tres dimensiones que ha sido concebida para ajustarse a las necesidades de la pisada y ritmo de cada corredor. El prototipo, que se diseñó juntó al estudio Nervous System, recopiló datos de diferentes corredores para crear una suela que ofrece áreas diferenciadas de soporte en función de las necesidades específicas de cada parte del pie.

 

Comentarios
Zapatillas inteligentes que se recogen solas