Nueva vacuna que controlará el llamado ´colesterol malo’

Millones de personas esperan la llegada de este medicament, que permitirá que, con único pinchazo al año, el LDL quede bajo control.

 

Nueva vacuna que controlará el llamado ´colesterol malo’

Los estudios científicos concluyen que el colesterol, y los fármacos que lo controlan como las estatinas, influyen en múltiples enfermedades, además de las coronarias, desde el alzhéimer hasta el cáncer. El colesterol es esencial para la vida, y se encuentra en todo el cuerpo. Es una sustancia parecida a la cera y fabricada en el hígado, pero que se encuentra también en algunos alimentos, como los productos lácteos enteros y las grasas animales.

El colesterol no puede viajar en la sangre por sí solo, porque no se disuelve en el plasma sanguíneo acuoso. Para hacerlo, se combina con proteínas con las que forma lipoproteínas. Hay dos tipos de estas: lipoproteínas de baja densidad (LDL) y lipoproteínas de alta densidad (HDL). Por lo general, las LDL se conocen como ‘colesterol malo’ porque transportan el colesterol desde el hígado hasta las demás células del cuerpo. Las HDL se conocen como ‘colesterol bueno’, porque hacen lo contrario, transportando el colesterol de vuelta al hígado, que se encarga de descomponerlo.

Los cambios en los niveles de colesterol en sangre pueden provocar una acumulación de materia grasa en las paredes arteriales, aumentando el riesgo de ictus o de infarto de miocardio.

La vacuna que viene

Una solución al grave problema que sufren millones de personas en el mundo por culpa de un colesterol alto, supondría otro avance histórico para la medicina. El nuevo medicamento se llama AT04A y su estudio lo desarrolla la Universidad de Viena.  Primero se probó con ratones, cuyo colesterol bajó un 53%, y luego con humanos. La vacuna se ha inoculado a 72 personas con el objetivo de corregir los posibles efectos secundarios.

Los directivos de la farmacéutica que elaborará el medicamento confían en que si no hay contratiempos la vacuna estará en las farmacias a partir de 2023. Garantizan una reducción de los niveles de LDL en un 35%, un porcentaje similar al que logran las estatinas, pero sin la necesidad de tener que tomar una pastilla al día. Se trataría de inyectar a los pacientes unas pocas dosis durante las dos primeras semanas de tratamiento y luego sería suficiente una inyección al año.

Dos mujeres separadas por miles de km, la génesis

Muchos avances médicos nacen de la casualidad. Este es uno más. Hay que remontarse a casi una década para conocer la génesis de la vacuna contra el colesterol. Fue entonces cuando se descubrió, con un simple análisis de sangre, que dos mujeres separada por miles de kilómetros de distancia (una Zimbabwe y otra en Estados Unidos) compartían el mismo y extraño comportamiento genético. Su LDL o ‘colesterol malo’ era muy bajo. No llegaba a los 20 mg por decilitro de sangre, un nivel mínimo en comparación con los 150 de una persona sin problemas de colesterol.

Ambas mujeres llevaban una vida normal, incluso poco saludable, porque ni hacían ejercicio ni se cuidaban en la dieta. En el momento en que se cruzaron ambos análisis, los médicos no dudaron de que estaban ante una situación anómala que podría abrir puertas a la investigación. En efecto, las dos mujeres compartían una mutación genética. En concreto, una alteración del gen PCSK9, clave para el colesterol.

El camino de la investigación, por tanto, no era otro que buscar la fórmula para imitar la mutación genética que de forma natural tenían ambas mujeres. Hace cuatro años se iniciaron los estudios. Primero, de cara a encontrar un fármaco y luego una vacuna, partiendo de dicha mutación genética.

 

IIIIIIIIIIIIII

¿Y qué ocurre con el ‘colesterol bueno’?

Según se ha descubierto en un nuevo estudió danés, la tasa de mortalidad de las personas con niveles extremadamente elevados del denominado “colesterol bueno” es un 65% más elevada que la de personas con niveles normales. Hay un consenso científico en que este riesgo es especialmente alto si una persona tiene una relación LDL/HDL elevada. Sin embargo, este estudio aporta nuevos datos que indican que podría no ser siempre así.

El nuevo estudio reunió a más de 116.000 hombres y mujeres daneses, a los que se les hizo un seguimiento durante varios años, hasta 23 en algunos casos. Durante este periodo fallecieron más de 10.000 participantes. Cuando los investigadores analizaron los datos, descubrieron que las personas con niveles de colesterol bueno demasiado bajos o demasiado altos tenían más riesgo de muerte. Y también que las personas con niveles más altos de colesterol bueno tenían más probabilidades de morir que aquellas con niveles de HDL normales, y aproximadamente la misma probabilidad que aquellas con niveles bajos de HDL. Había diferencias perceptibles entre hombres y mujeres, de modo que el nivel ideal de HDL en los hombres era alrededor del 25% más bajo que en las mujeres.

¿Una causa genética?

“La realidad es que muy pocas personas tienen niveles muy altos de HDL, y en este estudio solo 216 hombres y 218 mujeres, de un total de 116.000 participantes, presentaron las concentraciones más elevadas de HDL, de modo que el número real de personas afectadas probablemente sea bajo, aunque el riesgo relativo sea elevado.

Sin embargo, el estudio sí nos permite reflexionar sobre lo que sabemos realmente acerca del HDL. Aunque hay observaciones que prueban la relación entre el HDL y el riesgo de enfermedad coronaria, la relación no parece causal, ya que aumentar los niveles de HDL (aunque no a niveles ultraelevados) mediante fármacos no disminuye el riesgo de enfermedad coronaria o de muerte prematura”, asevera James Brown, catedrático de Biología y Ciencias Biomédicas en la Universidad de Aston.

“Los médicos deberían tener en cuenta este estudio y considerar que si observan casos de niveles de HDL extremadamente elevados en sus pacientes quizá valiese la pena hacer un seguimiento. En general, sigue siendo buena idea suponer que el colesterol bueno es bueno para el corazón”, concluye.

 

 

Comentarios
Nueva vacuna que controlará el llamado ´colesterol malo’