El teclado antimigas

Los ordenadores portátiles de Apple, los MacBook, son para muchos usuarios los mejores, y, sin embargo, una mota de polvo puede estropear uno de sus componentes fundamentales: el teclado.

El teclado antimigas

El diseño de este componente, con el bajo perfil de las teclas y un mecanismo por el que no se puede limpiar como los teclados de teclas de antaño, muchos usuarios se las ven y se las desean para conseguir que una tecla vuelva a funcionar. Sólo hay que buscar en los foros de internet para comprobar la búsqueda de soluciones a este problema por parte de usuarios frustrados.

Lo paradójico es que Apple ya patentó en 2016 un sistema de protección para las teclas de sus MacBook. El diario The Sun descubrió la semana pasada una patente de septiembre de 2016 que define una cobertura muy fina que protege el mecanismo de la tecla de cualquier suciedad externa y que no bloquea su funcionamiento. Esta lámina puede funcionar de tres formas, según la propia patente explica, aunque en el fondo la idea no cambia: una lámina muy fina y que apenas aumenta la distancia de recorrido de las teclas protege el sensible mecanismo sin impedir que funcione.

Apple lanzó el MacBook, de 12 pulgadas y un diseño incluso más fino que su popular MacBook Air, en 2015, y justo al año siguiente lanzó una versión Pro de esta nueva línea de diseño. Ambos portátiles llevaban en su interior un nuevo sistema para el teclado que reducía la distancia de recorrido y permitía adelgazar el dispositivo incluso más. Fue un movimiento que no gustó a todo el mundo, pues parte del placer y la precisión que aporta usar un teclado físico radica en cómo se mueven las teclas al pulsarlas. Y aunque Apple mejoró su funcionamiento en la versión del año siguiente, esta nunca fue la principal pega que muchos expertos pusieron a los ordenadores, que en el caso de los Pro fueron calificados de poco potentes y poco pensados para el público profesional al que tradicionalmente se dirigían.

La cuestión es si Apple implantará esta solución al problema de las partículas bajo sus teclas en los nuevos MacBook Air que, supuestamente, van a lanzar antes de verano.

Comentarios
El teclado antimigas