DeepL: El traductor que puede desbancar a Google

DeepL es un traductor que funciona con un sistema de inteligencia artificial capaz de procesar un millón de palabras en menos de un segundo y según sus creadores, es especialmente eficaz en la traducción del inglés al castellano.

DeepL: El traductor que puede desbancar a Google

Para demostrar su potencial, la empresa creadora, del mismo nombre, realizó una serie de pruebas para las que contaron con un grupo de profesionales que tuvieron que elegir la mejor traducción de entre más de 100 frases convertidas por los servicios de Google, Microsoft, Facebook y el nuevo DeepL, sin conocer, claro está, qué "máquina" había realizado cada conversión.

En la traducción del inglés al castellano, DeepL se ha revelado estar muy por encima de los traductores de sus competidores, y en la totalidad de los idiomas testeados las traducciones de DeepL se impusieron el triple de veces a las de los otros servicios.

“Más allá de lo que nos digan los experimentos realizados por la propia empresa, lo cierto es que nos ha sorprendido comprobar el nivel de sutilidad con el DeepL traduce textos. Los fallos siguen estando presentes, pero se pueden lograr resultados bastante dignos”, explican desde la web de tecnología Genbeta, tras haber realizado diversas pruebas de traducción.

El traductor, que es compatible con español, inglés, alemán, francés, italiano, holandés y polaco, es muy rápido y ofrece sugerencias adicionales de palabras para sustituir dentro de la traducción.

Otro de sus atractivos es que DeepL puede usarse sencillamente entrando en su página web y pegando el texto que queremos traducir. Es capaz de trabajar con 42 combinaciones de idiomas. “Aunque su efectividad no es la misma en todos los casos que hemos testeado”, añaden desde Genbeta.

Además, se integra con Lunguee, el diccionario online con más de mil millones de traducciones, por lo que también se accede a definiciones de palabras debajo de la traducción con solo hacer un click sobre ellas.

“DeepL puede que sea una herramienta nueva y que no tenga un gigante de la tecnología detrás, pero funciona a las mil maravillas. En algunos casos, incluso mejor que Google Translate. La forma en la que DeepL traduce puede llegar a leerse más natural y similar a como traduciría un humano, no en el 100% de los casos que probamos, algunas palabras han dejado mejor parado a Google, pero el traductor DeepL es sumamente bueno”, concluyen en Genbeta.

Un millón de palabras por segundo

DeepL ha construido en Islandia un superordenador que se sitúa en el puesto 23 dentro de la clasificación de los 500 más potentes del mundo. Esta máquina según la empresa cuenta con capacidad para procesar un millón de palabras por segundo.

La web de DeepL se presenta como un espacio más diáfano que el de la competencia. Sobriedad y eficacia son dos valores fácilmente identificables con los productos alemanes. Tal vez ahí se perciba que detrás de este proyecto está la mano germana de  Gereon Frahling, matemático e informático, e impulsor de este traductor. La idea de crearlo le surgió a raíz de una mala experiencia con los idiomas, en concreto, con el inglés. Frahling trabajaba en el departamento de investigación de Google en Nueva York, pero dejó la empresa en 2007, entre otras razones, porque en su aventura americana le pudo el marcado acento de la Gran Manzana, según contó al diario alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung.

Comentarios
DeepL: El traductor que puede desbancar a Google