Comer una ensalada al día

Incluir en la dieta una ración diaria de ensalada con vegetales de hoja verde puede ralentizar el deterioro cognitivo propio del envejecimiento, afirma en la revista ‘Neurology’ un grupo de científicos estadounidenses después de un estudio en el que han participado 960 personas.

Comer una ensalada al día

La investigación, que forma parte del Proyecto Memoria y Envejecimiento de la Universidad de Rush, empezó en febrero de 2004 con 1.545 voluntarios, jubilados del área de Chicago. Al final, lo completaron 960, todos ellos sin problemas de demencia y con edades comprendidas entre 58 y 99 años. Cada uno participó en el experimento una media de 4,7 años, completó cuestionarios sobre su dieta -en los que se preguntaba con qué frecuencia comía tres vegetales de hoja verde: espinacas, con una porción de media taza de espinacas cocida; col rizada/acelgas/judías verdes, media taza cocida; y ensalada de lechuga, con una ración de una taza cruda- y puso a prueba sus habilidades de razonamiento y memoria una vez al año.

Los investigadores dividieron a los sujetos -la edad media era de 81 años- en cinco grupos, según el peso de los vegetales de hoja verde en su dieta. El consumo diario de los que más ensalada comían era de 1,3 raciones, mientras que en el otro extremo estaban los que solo llegaban a 0,1. Con el paso de los años, los científicos constataron un declive en las habilidades cognitivas de todos los individuos, pero bastante más lento entre quienes seguían una dieta más verde. “Los cerebros de aquellos que consumían una o dos raciones diarias eran el equivalente a once años más jóvenes en comparación con los de aquellos que raramente o nunca consumían vegetales de hoja verde”, aseguran en la revista.

Salud cerebral

Los resultados siguieron siendo válidos después de tener en cuenta otros factores que podrían afectar a la salud del cerebro, como el tabaquismo, la presión arterial alta, la obesidad, el nivel educativo y la cantidad de actividades físicas y cognitivas. Martha Clare Morris, investigadora de la universidad, señala que el estudio no prueba que el consumo de verduras de hoja verde ralentice el envejecimiento cerebral, solo muestra una asociación.

Esta investigadora también apunta que el estudio no puede descartar otras posibles razones para esta relación entre el consumo de vegetales verdes y menor declive de la memoria. Además, Morris señala que debido a que el estudio se enfocó en adultos mayores y la mayoría de los participantes eran blancos, los resultados pueden no aplicarse a adultos jóvenes y personas de color.

"Au así, añadir una ración diaria de verduras de hoja verde a su dieta puede ser una forma sencilla de fomentar la salud de su cerebro. Las proyecciones muestran picos agudos en el porcentaje de personas con demencia a medida que los grupos de mayor edad continúan creciendo en número, por lo que las estrategias efectivas para prevenir la demencia son fundamentales", concluye Morris.

 

Comentarios
Comer una ensalada al día