La influencia de las bacterias intestinales en el rendimiento deportivo

Un equipo de la Harvard Medical School analiza muestras fecales de corredores antes y después de una maratón y registra el incremento de un microorganismo que ayuda a reducir el cansancio

La influencia de las bacterias intestinales en el rendimiento deportivo

¿Tienen los atletas de máximo nivel algún tipo de ventaja natural? ¿Podría extraerse la biología de Michael Jordan e introducirla en otros deportistas para crear el próximo jordan? Son algunas preguntas que rondan por la mente de Jonathan Scheiman, investigador del laboratorio George Church de la Harvard Medical School de Boston.

En su afán por indagar en la biología de los deportistas de élite, Scheiman y su equipo decidieron analizar la microbiota intestinal de una veintena de corredores, antes y después de una maratón. La investigación ha permitido detectar el incremento de un tipo de bacteria que ayuda a disminuir el cansancio.

La microbiota, antes conocida como flora intestinal, es el conjunto de microorganismos como bacterias, virus y hongos que habitan nuestro tubo digestivo, el conducto que va desde la boca al ano. Es específica de cada uno y puede llegar a pesar más de dos kilogramos repartidos en billones de microbios.

La influencia de la microbiota intestinal sobre la salud humana está cada vez más acreditada y ya es considerada por parte de la comunidad científica como un órgano en sí mismo. "Somos más bacterias que humanos", asegura Scheiman.

El estudio consistió en recoger muestras fecales de atletas participantes en la maratón de Boston del 2015, una semana antes y una después de la carrera, con la idea de medir los cambios que se producían en la microbiota.

Al secuenciar y comparar el genoma de las muestras, identificaron un aumento notable de una bacteria cuya función es romper el ácido láctico, que aparece tras someter al cuerpo a un ejercicio intenso y es responsable de la sensación de fatiga.

Scheiman y su equipo han introducido esta bacteria en ratones para profundizar en el conocimiento de su efecto sobre el nivel de ácido láctico y el cansancio. El objetivo es desarrollar suplementos probióticos que ayuden a convertir los nutrientes en energía de una manera más eficiente y permitan aumentar el rendimiento de los deportistas, profesionales o aficionados, así como acelerar la recuperación.

"Indagamos en la biología de los deportistas mejor preparados del mundo para ayudarles a ellos y a otras personas", afirma Scheiman, que ha creado una empresa y confía en poder sacar su producto al mercado en poco más de un año.

Comentarios
La influencia de las bacterias intestinales en el rendimiento deportivo